Solicitud de crédito de libre inversión: ¿En qué casos solicitarlo?

La línea de crédito de libre inversión se ha vuelto muy popular porque es fácil de obtener siempre y cuando tengamos una vida crediticia sana. De hecho, suelen ser los que nos abran o cierren puertas en nuestro récord.
La razón de su flexibilidad está relacionada con que, a diferencia de los créditos para vehículos o viviendas, para otorgarte un crédito de libre inversión el banco no te exigirá ninguna explicación del destino o uso que le darás a ese dinero.
Si quieres saber cuáles son los casos en los que solicitar un crédito de libre inversión puede ser la mejor opción, te lo vamos a decir.
Reparaciones del hogar, vacaciones y atender emergencias son los casos más comunes en los que un crédito de libre inversión te será muy útil. Sin embargo, eso no significa que ese dinero no te sirva para realizar alguna inversión (como la inicial de un vehículo u otro gusto que te quieras dar).
Lo clave -como lo mencionamos al inicio de la nota- es darle un uso responsable y no solicitarlo por capricho, porque en ese caso es posible que no le des un uso adecuado y si finalmente no tienes con qué pagarlo se te podrán cerrar muchas puertas en el futuro.
Pero si ya tienes claro ese punto o ya sabes en qué podrías usarlo, estos son los requisitos para optar a un crédito de libre inversión:
• Ser mayor de edad y tener menos de 90 años.
• Diligenciar la solicitud en el banco.
• Fotocopia de tu cédula ampliada al 150%.
• Certificado laboral (si eres empleado).
• Comprobante del último pago de la pensión (si eres pensionado).
• Certificado de cámara y comercio vigente (si eres independiente).
Para finalizar, ten en cuenta que estos requisitos puedan reducirse o ampliarse de acuerdo con la institución en la que solicites el crédito.
No queda más que desearte muchos éxitos si ya te decidiste a hacer la solicitud de esta línea de crédito.